diumenge, 28 de setembre de 2014

Cursa de la Mercè 2014

Cursa de la Mercè 2014

4158 dones
9852 homes
14010 participants

Segons TomTom

  • Desnivell: 32 metres
  • Distància: 10 km 270 metres
  • Temps: 46' 18"
  • Pulsacions: Dues puntes de 210 en la baixada del Paral·lel i just abans d'agafar Calabria. Probablement provocades per algun ensurt en el tap que no s'ha desfet fins la Gran Via. Tota la resta pujant suaument des de 164 fins 182 excepte l'esprint final (com no!) de 209.
Sensacions
Embús fins Gran Via. 
Batalla perduda amb la gent que sense cap marca o marques molt baixes surten dels primers calaixos.
Retalladors: Ells mateixos...
Cursa: Personalment molt dura. Feia temps que no feia asfalt. Els kilòmetres han anat passant sense problemes però la sensació de duressa ha estat constant. He procurat treballar la respiració però cap el Km 8,5 els narius s'han tancat i ha calgut respirar per la boca.
Viladomat: S'ha fet etern. Ho he calculat malament.
En el Paral·lel s'ha notat bastant l'entrenament per muntanya. Sprint final en Maria Cristina sense problemes. 
Percepció en l'arribada: Tot i que m'he trobat bastant bé -el patiment el considero consustàncial a una cursa- la sensació d'arrosegament m'ha deixat una mica preocupat. Em sobta veure com entren els corredors 10, 20 minuts més tard; des de fora sembla que van forts i sense patiment...
Kilometratge: El TomTom es bastant precís i m'ha sobtat la discrepància amb tots els Km marcats.
Fites: La meva companya de curses ha baixat ja -definitivament- de l'hora. Els 49' en l'horitzó proper.

dimarts, 23 de setembre de 2014

Con tetas no hay paraíso de Quim Monzó

Con tetas no hay paraíso

Quim Monzó. 
La Vanguardia 23/09/2014 página 20


Los yihadistas son una mina. Cuando crees que no pueden sorprenderte con ninguna nueva genialidad, inmediatamente se superan. Ahora se ha sabido que las mujeres que forman parte de los peshmergas, las fuerzas kurdas que luchan contra la organización Estado Islámico, disponen de un poder de contención en el que poca gente había pensado hasta ahora. Los combatientes yihadistas –todos hombres, evidentemente, porque las señoras no pueden participar en batallas– creen que, si les mata una mujer, cuando lleguen al paraíso no recibirán como gratificación las setenta y dos vírgenes que a cada uno de ellos les corresponde. Morir en manos de un hombre es noble y te concede esa eterna recompensa lasciva. Morir en manos de un ser de menor categoría como es la mujer es un hecho despreciable e indigno de premio. Todo eso lo explicaba el domingo en The Telegraph Ed Royce, director del Comité de Relaciones Internacionales del Congreso de Estados Unidos. Las combatientes peshmergas –muchas de la comunidad yazidí, que el Estado Islámico masacra sin piedad– están encantadas con las creencias de los yihadistas, que han contribuido en buena medida, dicen, a que el avance de estos en Iraq se haya detenido: “Creo que nos tienen más miedo a nosotras que a los hombres”. Quizá por eso hay cada vez más mujeres soldados en el frente. Lo más enternecedor es que esos versos del Corán que prometen setenta y dos vírgenes a cada yihadista muerto en batalla son los mismos que usan los imanes y las organizaciones extremistas como cebo para reclutar nuevos militantes dispuestos a dar la vida por esta promesa. Deslumbrantemente, ese mismo cebo se les gira en contra cuando los soldados que tienen delante son mujeres. No les debió haber pasado nunca por la cabeza encontrarse, un día, ante batallones de mujeres, imagino.  Y mientras nos distraemos con estas chorradas, también el domingo, la radiotelevisión pública Nederlandse Omroep Stichting (NOS; sólo con una O) anunció que las autoridades belgas han arrestado a dos yihadistas que planeaban atentar ni más ni menos que contra la sede de la Comisión Europea en Bruselas. El día antes, el sábado, dos diarios belgas –el flamenco Tijd y el francófono L’Écho– informaron de que Bélgica ha truncado ya varios atentados planeados por excombatientes yihadistas en Siria, simpatizantes del Estado Islámico y que ahora están en la Unión Europea a disposición de lo que sus superiores gusten mandar. Y como en los atentados eres tú quien mata indiscriminadamente y, a diferencia del combate en un frente de guerra, en principio huyes antes de que estalle la bomba (o te matas a ti mismo, si se trata de un atentado suicida) no creo que en ningún momento hayan pensado que, por aquellas cosas de la vida, sea una policía quien los sorprenda, les mate y, por culpa de un par de tetas de este mundo, se pierdan todas las que los esperan en el otro. 


dissabte, 20 de setembre de 2014

Curs VBA de Neckkito


Té bona pinta:

http://siliconproject.com.ar/neckkito/index.php/manuales/curso-vba

Isil fanatics 'fear being killed by a woman will deprive them of virgins in paradise' by Rob Crilly

Aquesta és la font de l'article Con tetas no hay paraiso de Quim Monzó del 23/09/2014

Isil fanatics 'fear being killed by a woman will deprive them of virgins in paradise'

Women fighters joining ranks of Kurdish peshmerga forces hold particular power over male extremists promised 72 virgins if they die in battle

Violent jihadis know their reward will come in heaven, in the shape of 72 virgins - but not apparently if they are killed by women.
The increasing number of female soldiers taking to the front line against extremists of the Islamic State in Iraq and the Levant (Isil) is sowing fear in their ranks that they will be denied their prize in paradise, according to Ed Royce, who chairs the US House International Relations Committee.
"These Isil soldiers apparently believed that if they were killed in battle, they went to paradise as long as they were killed by a man," he told The New York Post, citing reporters of Kurdish female fighters laughing as they repelled attacks by the extremist group.
"And these female soldiers were communicating their satisfaction with the fact that they had taken the fight to ISIL and had stopped the advance, turned back the advance - slayed [muriéndose de risa]a number of these fighters, who would then run away.

Koranic verses or poetry promising 72 virgins in paradise to jihadists who die in battle have been used frequently by radical imams and extremist groups as a recruitment tool.
However, it seems that male fighters are unclear about whether dying at the hand of a woman comes with the expected reward.

Women have long been a feature of Kurdish peshmerga forces. Now many from threatened [amenazadas] towns and villages are signing up to join all-women units to fend off [rechazar] Isil forces who are threatening [amenazar] to overrun their homeland [invader su tierra natal]

"We are being trained to use snipers [francotiradores], Kalashnikovs, rocket propelled grenades and hand grenades," a woman from the minority Yazidi community told The Telegraph earlier this month in the Sinjar mountain range. (link)

Isil forces have overrun large areas of Iraq and control significant territory in neighbouring Iraq, imposing their harsh version of Islamic law. For women that means tough restrictions, such as bans on visiting markets or leaving the house without a headscarf. [hiyab]

They certainly are not allowed to fight.

Tekoshin, a 27-year-old female Kurdish soldier, fighting in northern Iraq recently told AFP she had joined the struggle [la lucha] to protect women's rights.

She said many women knew the power they held over their opposition.

"I think [they] were more afraid of us than of the men," she said.


"They believe they'll go to hell if they die at a woman's hands."

diumenge, 14 de setembre de 2014

El arte de conversar. Psicología de la comunicación verbal de F.Schulz Von Thun

Títol: El arte de conversar. Psicología de la comunicación verbal.
Títol original: Miteinander reden 1 / Miteinander reden: Fragen und Antworten
Edició en alemany:         Miteinander reden 1 1981
Miteinander reden: Fragen und Antworten 2007
Autor: Friedemann Schulz Von Thun
Traducció: Ana Schulz
Editorial: Herder
Pàgines: 355
ISBN: 975-84-254-2869-2

El títol recorda perillosament a un llibre d’autoajuda. El fet de ser editat per Herder li dóna una certa seguretat. El contingut, definitivament, descarta els prejudicis. 

Sembla ser que a Alemanya és un veritable referent.


Personalment considero que va de menys a més i la part B és la més destacable, essent la primera part una mica reiterativa. A banda de les “perles”reflectides hi ha temes interessants com la claredat en l’exposició dels texts (Senzillesa, estructura i ordre, brevetat i concisió, estímuls addicionals), etc.

Quadrat de la comunicació:


Contingut objectiu


Auto exposició
EXPRESSIÓ
Incitació


Relació




El aspecto relacional ha ido adquiriendo cada vez más importancia en las últimas décadas, lo mismo que en el ámbito de la pedagogía y la vida laboral. Según el planteamiento actual, la formación de la personalidad se desarrolla menos en función del aprendizaje (la materia objetiva) que de la infinidad de mensajes relacionales, que el niño y alumno recibe como persona. (pàg. 186-187)

Anàlisi transaccional:  (pàg. 199 ss)
El jo-pare (crític i protector)
El jo-nen (natural, adaptat i rebel)
El jo-adult

Tratemos de visualizarlo por un momento: la escuela –de acuerdo con las exigencias de la sociedad- pone a los alumnos en una situación básicamente insufrible, es decir, horas y horas sentados sin moverse, alejados de la vida, acumulando conocimientos muchas veces irrelevantes para su mundo, pero que el plan de estudios obliga a que todos tengan por igual.  La frecuencia y duración de las clases hacen que se tengan que posponer las verdaderas necesidades y deseos del individuo. Las notas obligan al alumno a enfrentarse a su valía, cuando estas valoraciones se deducen del rendimiento que muestra solo en unas pocas áreas importantes y comparándose con los demás estudiantes. Se puede afirmar que casi cualquier niño sano se va a oponer, al menos en parte, a una situación así, y va a molestar en clase. El profesor sentirá que esas acciones del alumno (trastornos de conducta, apatía) se dirigen contra él (pese a que en realidad van en contra de la institución), y este sentimiento aumentará cuanto más le inspire el entusiasmo pedagógico y el deseo de impartir una buena clase. El alumno se convertirá así en fuente de frustración. Y si además se tiene en cuenta que el profesor carga con la responsabilidad de garantizar determinados niveles de rendimiento, y de mantener bajo control esta situación insufrible, encontrará cierta liberación y posibilidad de supervivencia actuando –con presión y desprecio- contra estos causantes de trastornos y poniendo la etiqueta de “perjudiciales” o “enfermos” a los alumnos que molestan. (pàg. 198)

Concepte de transferència: Una nova coneixença ens recorda a una antiga. Apliquem la nostra percepció de l’antiga a la nova (pàg. 207 ss)

Si hacemos explícitos algunos de los mensajes institucionales dirigidos a los alumnos, sonarán –día tras día- más  o menos así:
Aquí no tienes mucho que aportar. Eres uno entre 35, como individuo no eres importante; así que contrólate, sobre todo en lo referente a deseos especiales. Todavía eres pequeño y bobo. El profesor sabe lo que te conviene aprender, así que presta atención. Y tranquilo porque no tienes que asumir responsabilidad alguna para la comunidad, todo está regulado. Solo tienes que estudiar y aplicarte en las materias.
(pàg. 222-223)

Evolució de l'etiqueta de inepte a delinqüent: pàg. 224 a 225

En este sentido hay referencias a que los “matones” no tienen una pulsión agresiva mayor que el resto de los alumnos, sino que no tienen ninguna opción de emprender una discusión verbal. Si en el hogar familiar o dentro del horario escolar nunca ha tenido lugar una discusión razonable, según las circunstancias, los golpes se convierten en el sustituto de la comunicación. (pàg. 253)


Dissonància cognitiva: Evitem la informació que no ens interessa per refermar el nostre discurs. (pàg. 257ss)

divendres, 12 de setembre de 2014

The art of loving by Erich Fromm

Erich Fromm The art of loving 1956

El pitjor del cas es que, en la biblioteca es troba en la secció d'autoajuda. El mateix Erich Fromm avisa que el lector que cerqui un mètode "per lligar" va una mica errat: "THE READING of this book would be a disappointing experience for anyone who expects easy instruction in the art of loving." En realitat es tracta d'un atac (ni furibund ni despietat) al concepte erroni que hem atribuit a aquest sentiment, per Fromm, fonamental en el desenvolupament humà. Amb Ovidi sols comparteix el títol..

Hi ha algun moment que, des de la perspectiva del segle XXI, perd capacitat d'anàlisi com és la referència al paper de la dona tant com a dona com en el seu rol de mare. A banda d'això i la part una mica fosca on es planteja la diferència entre el concepte aristotèlic occidental i els plantejaments orientals, es tracta d'una obra molt recomanable.

Com a tast de la línia "poc romàntica" de l'obra el començament del capítol III:

Another decisive feature resulting from this concentration of capital, and characteristic of modern capitalism, lies in the specific way of the organization of work. Vastly centralized enterprises with a radical division of labor lead to an organization of work where the individual loses his individuality, where he becomes an expendable cog [engranatge] in the machine. The human problem of modern capitalism can be formulated in this way: 

Modern capitalism needs men who co-operate smoothly and in large numbers; who want to consume more and more; and whose tastes are standardized and can be easily influenced and anticipated. It needs men who feel free and independent, not subject to any authority or principle or conscience—yet willing to be commanded, to do what is expected of them, to fit into the social machine without friction; who can be guided without force, led without leaders, prompted without aim—except the one to make good, to be on the move, to function, to go ahead. 

 What is the outcome? Modern man is alienated from himself, from his fellow men, and from nature.  He has been transformed into a commodity, experiences his life forces as an investment which must bring him the maximum profit obtainable under existing market conditions. Human relations are essentially those of alienated automatons, each basing his security on staying close to the herd [ramat], and not being different in thought, feeling or action. While everybody tries to be as close as possible to the rest, everybody remains utterly [totalment] alone, pervaded by the deep sense of insecurity, anxiety and guilt which always results when human separateness cannot be overcome. Our civilization offers many palliatives which help people to be consciously unaware of this aloneness: first of all the strict routine of bureaucratized, mechanical work, which helps people to remain unaware [inconscient] of their most fundamental human desires, of the longing [anhel]  for transcendence and unity. Inasmuch[En la mesura] as the routine alone does not succeed in this, man overcomes his unconscious despair by the routine of amusement [diversió], the passive consumption of sounds and sights offered by the amusement industry; furthermore by the satisfaction of buying ever new things, and soon exchanging them for others. Modern man is actually close to the picture Huxley describes in his Brave New World: well fed, well clad, satisfied sexually, yet without self, without any except the most superficial contact with his fellow men, guided by the slogans which Huxley formulated so succinctly, such as: "When the individual feels, the community reels [tremola]"; or "Never put off till tomorrow the fun you can have today," or, as the crowning statement : "Everybody is happy nowadays." Man's happiness today consists in "having fun." Having fun lies in the satisfaction of consuming and "taking in" commodities, sights, food, drinks, cigarettes, people, lectures, books, movies—all are consumed, swallowed [és engolit]. The world is one great object for our appetite, a big apple, a big bottle, a big breast; we are the sucklers [xucladors], the eternally expectant ones, the hopeful ones—and the eternally disappointed ones. Our character is geared [programat] to exchange and to receive, to barter [intercanvi, trueque] and to consume; everything, spiritual as well as material objects, becomes an object of exchange and of consumption.

The situation as far as love is concerned corresponds, as it has to by necessity, to this social character of modern man. Automatons cannot love; they can exchange their "personality packages" and hope for a fair bargain. One of the most significant expressions of love, and especially of marriage with this alienated structure, is the idea of the "team." In any number of articles on happy marriage, the ideal described is that of the smoothly functioning team. This description is not too different from the idea of a smoothly functioning employee; he should be "reasonably independent," co-operative, tolerant, and at the same time ambitious and aggressive. Thus, the marriage counselor tells us, the husband should "understand" his wife and be helpful. He should comment favorably on her new dress, and on a tasty dish. She, in turn, should understand when he comes home tired and disgruntled, she should listen attentively when he talks about his business troubles, should not be angry but understanding when he forgets her birthday. All this kind of relationship amounts to is the well-oiled relationship between two persons who remain strangers all their lives, who never arrive at a "central relationship, but who treat each other with courtesy and who attempt to make each other feel better. In this concept of love and marriage the main emphasis is on finding a refuge from an otherwise unbearable sense of aloneness. In "love" one has found, at last, a haven from aloneness. One forms an alliance of two against the world, and this egoism a deux is mistaken for love and intimacy. 

(Chapter III, Love and Its Disintegration in Contemporary Western Society)

També en el capítol IV  -The practice of love- tenim algunes perles:


I should add here that just as it is important to avoid trivial conversation, it is important to avoid bad company. By bad company I do not refer only to people who are vicious and destructive ; one should avoid their company because their orbit is poisonous and depressing. I mean also the company of zombies, of people whose soul is dead, although their body is alive; of people whose thoughts and conversation are trivial; who chatter instead of talk, and who assert cliche opinions instead of thinking. However, it is not always possible to avoid the company of such people, nor even necessary. If one does not react in the expected way—that is, in cliches and trivialities—but directly and humanly, one will often find that such people change their behavior, often helped by the surprise effected by the shock of the unexpected. 



Títol original; The art of loving
Títol en català: L'art d'estimar
Traductor: Jordi Moners
Revisió: Delfí Abella
Editorial: Edicions 62
Edició: Març 2002
Primera edició en Llibres a l'abast: 1966
ISBN: 84-297-5113-0
Pàgines: 149
Col·leció: El Cangur Butxaca

dimecres, 3 de setembre de 2014

Hannah Arendt & cía. LA VANGUARDIA Mª ÀNGELES CABRÉ

Hannah Arendt & cía.
Un panorama de las filósofas y pensadoras que han contribuido decisivamente a moldear la conciencia de nuestro tiempo

Cultura | 03/09/2014 - 00:00h | Última actualización: 03/09/2014 - 10:16h
M.ª ÁNGELES CABRÉ

Contra la estampa más difundida, el pensamiento y la filosofía de nuestro tiempo han tenido una fuerte impronta femenina. Hannah Arendt emergió hace ya tiempo como figura destacada del grupo de filósofas que moldearon nuestra conciencia, pero hay otras figuras de gran nivel, que recordamos en estas páginas

Aunque hace ya años que la figura de Hannah Arendt y su obra están siendo reivindicadas, siendo en esta tarea una de sus principales valedoras la estudiosa Fina Birulés, ha sido la película de Margarethe von Trotta, estrenada en el 2013, la que ha servido para devolverla plenamente a la luz pública. El efecto racimo, sumado a la tenacidad del feminismo intelectual, ha despertado también el interés por otras pensadoras, no ya sólo para entender cuál ha sido el fluir de la filosofía moderna, sino para arrojar luz sobre las cuestiones palpitantes de hoy. Porque es evidente que no existirían los pensadores del siglo XXI sin los pensadores del siglo XX, entre los que, aunque semiembozadas, ellas también estuvieron. De ahí que, bajo el paraguas de la Fundación Carta de la Paz dirigida a la ONU (www.cartadelapaz.org), el profesor Francesc Torralba imparta seminarios sobre algunas de ellas, de Edith Stein a Martha Nussbaum.

¿Y quiénes fueron esas nuevas Aspasias de Mileto, las que se interrogaron con respecto a la condición humana -para decirlo con un título de Arendt- junto a pensadores como Adorno, Aranguren, Bachelard, Bergson, Croce, Derrida, Foucault, Husserl, Lukács y así muchos más hasta llegar a la z? A decir verdad, no fueron demasiadas. Algunas de ellas fueron Emma Goldman, Rosa Luxemburg, Ayn Rand, Hedwig Cornad-Martius, Elizabeth Anscombe... y, por supuesto, las que apuntamos aquí, acaso sus primeras espadas. Quién sabe si, al igual que en la política parece ya finiquitada la construcción masculina, las pistas sembradas por las Weil, Arendt o Heller serán las que nos llevarán a esclarecer oscuridades y a enderezar derivas. 

I. LAS MAESTRAS

"Si se abriera la carrera académica para las damas, yo podría recomendarla en primerísimo lugar",
escribió en 1919 el fenomenólogo Husserl, de quien EDITH STEIN (1891- 1942) había sido brillante discípula en Gotinga y de quien por entonces ejercía de ayudante en Friburgo. La solicitud de Stein fue denegada, por lo que esta comenzó a dar clases de Filosofía en su propio domicilio. Nacida en Wroclaw, antes Alemania y hoy Polonia, esta judía de escasa estatura fue enfermera durante la Primera Guerra Mundial y durante un tiempo se convirtió en portavoz de la emancipación femenina.

Revelada a la fe católica gracias a la lectura de la Vida de santa Teresa de Jesús, para disgusto de su familia profesó como monja carmelita con el nombre monástico de Benedicta de la Cruz. De nada sirvió que se refugiara en Holanda, pues la Gestapo la sacó del convento y fue enviada a Auschwitz. Su obra cumbre, Ser finito y Ser eterno, fue publicada casi una década después de su muerte, al tiempo que su nombre aparecía en las largas listas de víctimas del nazismo. Fue beatificada por Juan Pablo II en 1987 y hoy es copatrona de Europa.

Nacida en Bulgaria, aunque su patria espiritual era París, RACHEL BESPALOFF (1895-1949)
también fue víctima de la persecución de los judíos, aunque sobrevivió a ella y pasó a engrosar la lista de intelectuales exiliados. Mientras su amada Europa trataba de restañar las heridas de la reciente contienda, los últimos años de su vida transcurrieron en Estados Unidos, dando clases en el college femenino de Mount Holyoke (Massachusetts), que ella siempre consideró una jaula de cristal, hasta que decidió quitarse la vida.

Siempre le gustó cultivar sus inquietudes a través de la refutación y el debate, de modo que buena parte de su pensamiento está articulado en la abundante correspondencia que dejó. Escribió sobre Heidegger y destaca por De la Ilíada, donde al igual que hizo Simone Weil con el texto homérico trata de comprender el agitado momento histórico en que vivió. Hermann Broch le puso prólogo y Mary McCarthy, la gran amiga de Hannah Arendt, lo tradujo al inglés.

Por su parte, la malagueña MARÍA ZAMBRANO (1904-1991), cuyas obras completas está publicando Galaxia Gutenberg, es a fecha de hoy la única filósofa
española que ha alcanzado estatuto de autoridad y es también la que, dentro del club de los filósofos-maestros, ha demostrado una mayor libertad en el pensar lejos de la ortodoxia, estando su obra traspasada de razón poética.

Alumna de Ortega y Gasset, formó parte de la llamada Edad de Plata y fue amiga de algunos de los principales integrantes de la Generación del 27, así como de las agitadoras del incipiente feminismo. Contó esos años bulliciosos en Delirio y destino. Se hallaba en Barcelona cuando la ciudad capituló y ese 25 de enero de 1939 comenzó para ella el largo exilio, del que no vería el final hasta 1984. Un periplo que la llevó a París, Nueva York, La Habana, México y, sobre todo, a su larga estancia romana. Siempre acompañada por la precariedad económica, el exilio fue su verdadera patria. El poeta José Ángel Valente fue el encargado de ordenar sus papeles en Claros del bosque. Ya anciana, fue en 1988 la primera mujer en recibir el premio Cervantes.

En las entrevistas y demás interpelaciones, HANNAH ARENDT (1906- 1975) tenía la costumbre de disuadir a su interlocutor de bautizarla como filósofa y confesaba su dedicación a la teoría política. Una disciplina que comenzó a cultivar cuando a principios de los años treinta fue testigo de la amenaza nazi. Crecida en el seno de una familia de judíos secularizados, fue alumna de Heidegger, con quien mantuvo una relación sentimental, y después se doctoró con Jaspers en Heidelberg.

Emigró a Francia en 1933 y allí colaboró en organizaciones sionistas. Pasó por un campo de reclusión y en 1941 desembarcó en Nueva York. Enviada por la revista New Yorker a cubrir el proceso contra el nazi Eichmann que se celebró en Jerusalén, el libro que de ello resultó, publicado en 1963, causó un gran revuelo al no esquivar el papel desempeñado en la shoah por los dirigentes judíos. En 1969 fue la primera mujer catedrática en la Universidad de Princeton.

Ahondó en los totalitarismos, formuló la teoría de la banalidad del mal y junto a El hombre rebelde, de Camus, su obra Sobre la revolución fue casi lectura obligada en los años setenta. También creyó que el espacio público era el lugar donde la civilización humana efectuaba la transmisión a las generaciones siguientes. Su gran valor estriba en haber confirmado la ruptura entre el pensamiento tradicional y la experiencia moderna. 

Como cuenta SIMONE DE BEAUVOIR (1908-1986) en Memorias de una joven formal, fue de niña una lectora voraz. Parisina, estudió Filosofía en la Sorbona, donde conoció a Jean-Paul Sartre, al que permanecerá siempre unida aunque lejos de la convencionalidad. Consagrada a la enseñanza de la Filosofía en liceos, se convirtió en uno de los adalides del existencialismo y su ensayo El segundo sexo, publicado en 1949, que invitaba a la mujer a rebelarse contra la sumisión, la erigió en bandera del feminismo. Sin embargo, son muchos quienes le niegan altura filosófica. También novelista, en 1954 recibió el premio Goncourt por la novela Los mandarines, aunque literariamente es indudable que destaca por su obra memorialística.

También en París vio la luz SIMONE WEIL (1909-1943), en su caso en el seno de una familia de
intelectuales judíos, aunque laicos. Fue alumna de Alain en el liceo y se dedicó a la carrera docente, aunque movida por una "necesidad interior" pidió una excedencia para trabajar como obrera en diversas fábricas, lo que la convirtió en una sindicalista revolucionaria. De ello dan cuenta los textos de La condición obrera. A pesar de ser pacifista, combatió en la guerra civil española, concretamente en el frente de Aragón, donde en el verano de 1936 formó parte de la Columna Durruti; Zambrano la conoció en Valencia, vestida de miliciana. El pensamiento que no se traduce en acción inmediata le parecía engañoso, de ahí que en vida tan sólo publicara artículos. Se ha caracterizado su pensamiento como un "habitar la contradicción". Asimismo, se tiende a considerar su escritura como mística, cuando en realidad es esencialmente religiosa, habiéndose acercado en sus últimos tiempos a la religión católica. Tuberculosa, se dejó morir de inanición y todas sus obras fueron publicadas póstumamente.

II. LAS HERMANAS MAYORES

Pensadora "judía sin religión" y "socialista de nacimiento", la incorporación de JEANNE HERSCH (1910- 2000) a nuestro corpus de conocimiento es muy reciente. Al igual que Arendt, en sus
comienzos no le interesó la política y fue asimismo discípula de Jaspers, de quien tradujo varias obras y a quien atribuía una "meditación en los límites de la condición humana". Hersch fue representante de su país, Suiza, ante la Unesco y directora de la División de Filosofía de dicho organismo. Su producción abarca diversos géneros e incluye algunas obras de carácter fronterizo, por lo que es muy difícil de clasificar, aunque afirmaba perseguir ante todo la claridad. Muestra de ella es la pequeña historia de la filosofía occidental que escribió en El gran asombro, que nos lleva de Tales de Mileto a Jaspers en un recorrido que lamentablemente no incluye a ninguna filósofa. Renuente a las filosofías de la totalidad, Hersch deja volar el pensamiento en títulos como El nacimiento de Eva.

Al igual que Edith Stein, el padre de SARAH KOFMAN (1934- 1994), que era rabino, se dejó la vida en Auschwitz. Ella en cambio se suicidó en 1994, el día que se cumplía el 150.º aniversario del nacimiento de Nietzsche. Tenía sesenta años y arrastraba un cáncer. Vinculada profesionalmente al ámbito académico, Kofman había nacido en París, donde asistió a los seminarios de Derrida. En El enigma de la mujer: con Freud y contra Freud ratificó su interés por la condición femenina. Cultivadora de la literatura autobiográfica, en Calle Ordener, calle Labat narra la ocupación alemana de París durante la Segunda Guerra Mundial, que tras la muerte del padre pasó entre escondites y casas de acogida.

III. WORK IN PROGRESS

Estrechamente vinculada al ocaso de la izquierda occidental, AGNES HELLER (1929) es una húngara judía nacida en Budapest cuyo padre también murió en Auschwitz. Escuchar a Lukács la hizo decantarse por la filosofía y cultivar en sus inicios un marxismo de clara impronta lukacsiana, desde el que derivó hacia la socialdemocracia. Lleva tiempo abogando por una ética de la justicia.

Destaca también por su idea de la elección existencial derivada del pensamiento de Kierkegaard. Entiende la alianza de sociedad y política como una Gran República y en Sociología de la vida cotidiana plantea esta como el espejo de la historia, teniendo su análisis poder de transformación.

Y finalmente mencionamos aquí a MARTHA NUSSBAUM (1947), neoyorquina y graduada en Filosofía en Harvard, donde acabó siendo profesora. De su colaboración profesional con Amartya
Sen resultó la teoría de las capacidades, que evalúa el desarrollo planteando un modelo más justo. Destaca asimismo por su defensa de los derechos de las mujeres. En el 2012 recibió el premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales.

Defiende el cultivo de las humanidades como promotoras del espíritu crítico y de la comprensión de la complejidad del mundo en que vivimos, como bien cuenta en Sin ánimo de lucro, donde leemos: "El conocimiento no garantiza un buen comportamiento, pero la ignorancia es una garantía virtual de mala conducta".